Páginas

viernes, 10 de febrero de 2012

Material adaptado en hipoterapia.

Cuando hablamos de material adaptado para chicos con problemas de equilibrio, o de control motor, no tiene porque ser el mismo para todos. De hecho, es posible que no nos haga falta comprar nada, sino echarle imaginación y saber lo que de verdad nos hace falta. Una buena manta, con algún tipo de cuña, por si el chico o chica tiene tendencia a irse hacia algún lado, puede ser suficiente. Lo importante es no perder de vista lo que necesitamos conseguir. Puede que al principio tengamos que montar con él o ella (lo que se llama a veces back-riding, del inglés) pero con el tiempo y paciencia, seguramente ya monte por su cuenta. 

El velcro, ese gran aliado...
Cualquier idea es buena, si sabemos el objetivo.
 En ese momento, para seguir trabajando el equilibrio, si tenemos un camino cerca, con subidas y bajadas, nos podrá ayudar mucho. Otro detalle importante es el orden. Tanto en chicos con problemas físicos como psíquicos, sensoriales o de conducta, el que cada cosa esté en su sitio y las actividades se realicen siempre en orden, es importante. Es más fácil introducir cambios poco a poco si el resto de tareas están adquiridas y ordenadas en nuestra mente y la suya, que si cada día hacemos todo diferente. De esta manera, además, podremos ir valorando los avances que logre nuestro chaval.

La imaginación, importantísima para lograr lo que nos propongamos.

...y por supuesto...

....todo en su sitio!
Algunas ideas han quedado aquí reflejadas, pero el día a día nos permitirá reconocer las posibilidades de cualquier material y adaptarlo a nuestras necesidades. Sólo tenemos que tener claro lo que queremos y podemos lograr, e ir a por ello. Y no tener miedo de preguntar! a los padres, a su fisioterapeuta (podéis pedir permiso para asistir a alguna sesión con vuestro paciente), a su logopeda... para remar todos hacia el mismo lugar y aunar los esfuerzos de todos los profesionales que intervienen en la vida del paciente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada